sábado, 6 de mayo de 2006

Mi princesa inexistente...

El aire me trajo tu aroma esta mañana
enredandolo entre mis cabellos largos;
tu susurro me beso el silencio
entre las calles solitarias de mis versos.

Esa imagen tuya se me antoja
con sabor a tierra mojada,
con aroma a cesped mutilado.

Saboreo tus pies desnudos,
mientras estos labios
hacen remolinoscon tus dedos.

Un sueño me despierta entre los sueños,
eres tu quien emerge de la luna,
mientras suavemente con tus ojos
meces de mis deseos la cuna.

Mientras tus alas sosiegan desnudez,
se evapora de mi corazon la timidez,
y leal y sin miedo a ti me entrego;
no me dejes esta noche de amor
yo te lo ruego,
besa mis manos,
lo deseo...

Sosiegame la vida que delata al andariego,
cubre con tu cielo mis anhelos
mientras bebo, una copa mas
llena del sabor de tus desvelos.

Se deleita mi alborada contemplando la belleza,
coplas que volando pintan
con tu risa el firmamento,
recital que aleja inocente aquel lamento,
de no saberte como ahora,
total...
dulce e inexsistente,
tu mi complemento...
Publicar un comentario