jueves, 23 de abril de 2009

Inmóvil y en silencio.

moon Pictures, Images and Photos

Y estuve ahí navegando entre la noche de los cielos perdidos, sondeando los sonidos suaves y enigmáticos ahí encerrados, mi cuerpo fué ligero como el mismo viento; cerré mis ojos mirando sin desviarlos hacia el firmamento, y ahí estabas...

Dormida bajo el lecho de la noche rodeada de misterios, envuelta entre los velos sedosos que solo provienen de tus sueños, inerte y callada, desvestida del mundo y tan hermosa.

Me quede observando la línea de tu cuerpo bajo la claridad del beso de plata de la luna, absorto y silencioso, maravillado e inmóvil, como si fuera una estatua de piedra bajo el influjo de un hechizo mortal y poderoso.

No hubo sonidos de mi boca ni latidos que anunciaran mi presencia irrumpinedo en tus confínes, no hubo suspiros ni fiestas que hicieran de la oscuridad del tiempo, la noche perfecta...

Los luceros se divertían jugando dentro de tus débiles sonidos, armoniosos y breves fueron siempre tus respiros, quizá sería por que fugaces las estrellas bordaban en tu pecho de angel el pétalo o una rosa de alegría, o podría ser tal véz, si tal vez podría ser... él.

Tus alas reposaban por encima de tus miedos esparcidos entre la sábana de estrellas y motitas de tiernos luceros, lucían tan blancas y hermosas por que Dios las hizo para que jámas llegaran a tocar el suelo.

Aún inmóvil y en silencio, mi mirada se topo con el contorno de tus labios tersos, la paz interior la libero por fin del miedo que la ataba al centro de mi cuerpo, camino serena y cuidadosa, acercandose centímetro a centímetro, segundo a segundo hacia aquel beso- el soñado e inventado por los siglos -, iba temblorosa y absorta en el deseo- el mismo que te pierde la cabeza y el alma cuando se esta complemente a sus dominios e indefenso- de poder tocarlos, amarlos si fuera posible en esta noche que inmóvil solo mi mirada era libre, de hacer y deshacer tus labios en mis sueños que eran luna y estrellas bajo tus misterios...

Mas nada pude, mi sueño se nego a profanar tus sueños que son parte inevitable de los mios, tus labios que sin ser mios, son la extensión misma de la carne de mis labios, y mi mirada se contuvo, detenida en ese instante donde el roze era inevitable, donde solo un segundo separaba mi aliento de tu aliento- mientras mis labios gritaban para si en sus adentros; anda cobarde robale a esta noche su misterio, despójala del tiempo, de la aurora y del silencio, besa su boca semi abierta, anda cobarde que no habrá jamás segundo intento-, mas no pude...

Y aún sigo ahí, inmóvil y en silencio... Deteniendo el beso que en tus labios sería eterno, y ahora comprendo, no fue el miedo ni la duda ni la luna o el silencio, fuiste tú, que musitando a mi universo, entre sueños lo dijiste... - Te quiero, regresa pronto a mis confínes, quizá mañana nuestro beso nunca mas sea un sueño...-.

Incompleto... trabajo en construccion =)
Publicar un comentario