jueves, 20 de agosto de 2009

Je toujours vous aimerai jusqu' à la fin de mes jours...



Je toujours vous aimerai jusqu' à la fin de mes jours...

No es mi promesa
es mi modo de vida,
te amaré en el silencio
hasta el fin de mis dias...

Hoy dia volvi a pensar en ti,
-la luna existe si tu existes-
resuena en mi cabeza...
observo la luna
y lo sé tu estas ahí...

Y las horas rejuvenecen
el silencio arcaico de los ecos
detenidos en mi mente,
momentos de instantáneas
con tu risa y tu mirada
se tejen en medio la luna,
y lo siento aferrandose
a mi pecho...
-Te extraño mas que nunca...-
y una lágrima resbala
dejando húmeda la soledad
que te reclama.

Y no te encuentro
ni te tengo, ni me tengo...
y no me encuentro,
ni en mi mismo
ni en ninguno.
y así me aferro
al fantasma aquél
que no es tu cuerpo,
ni tu sombra
ni es yo mismo,
y de a poco en poco
en ti me pierdo,
viajando entre la noche
que es tu eterno cielo,
morada de tu eterno
caminar entre mi cuerpo,
y aún ahí
ya no te siento...

Y sigo pensando y pensando
si hay razones para amarte,
si existen motivos en la mente
siquiera para asi por un segundo
al menos poder odiarte,
mas luego la nada se aparece...
y vuelvo a tu amor,
con mi amor desesperado.


Divago y reanudo
sin camino la jornada,
esperando sin esperanza
coludir en algun punto
donde mi dulce compañera
la añoranza,
recuerde, te recuerde...
que sigo aquí varado
en el silencio de la noche,
esperando...
soñando...
por la eterna noche
de tu encuentro.
Publicar un comentario