sábado, 27 de noviembre de 2010

Aún sigo aquí esperando...

Equality Pictures, Images and Photos

Aún sigo esperando por los ecos
en las voces de todos mis hermanos,
especialmente por aquellas que provienen
de la raza y de la tierra que habita entre mis manos.


Voy en el camino a la montaña de la vida
luchando fieramente para alcanzar la cima;
siempre encontrando a mi costado diferentes manos
de hermanos que aún ciegos tratan de llegar al mismo lado.


Me duele verlos pelear por sin sentidos,
objetar las piedras que incomodan el camino
y las pisadas de aquellos que logran llegar a su objetivo;
la fe solidifica así, la oscuridad de el tuerto que sin ver
propone y guía.


Y al pueblo falto de coraje observo, callado y aguardando
de aquel tuerto la esperanza de llegar hacia buen puerto.


Aún sigo esperando por los ecos de la voces
de todos mis hermanos;
-Alzad las manos, los ojos de la mente, orad por los que vienen
y por aquellos que ya idos, su lucha y su ejemplo ya han legado,
alzad las voces que reclamen, las almas que peleando
exigen un cambio que engrandezca en lo inhumano, el poder
al fin tomarnos de la mano todos como hermanos .-


Que triste es ver mis calles desde lejos derrumbarse,
las sombras que rápidas tropiezan con la vida... desligarse,
el silencio de mudas bocas en el conformismo refugiarse...

Que triste es ver como todo se consume desde lejos
y que no exista un salvador que con su magia nos conforte,
mas triste aún el no poder creer que el alma propia en nuestro fuerte.


Aún sigo esperando por los ecos
en las voces de todos mis hermanos,
especialmente por aquellas que provienen
de la raza y de la tierra que habita entre mis manos.


Observo desde mi lugar el paso de los años devengados
los días que forajidos se alojan en las plantas de los pies cansados,
esas lunas que de olvido y desdicha iluminan tantos sueños
que yacen en la acera del camino pisoteados.


Aún sigo esperando y observando desde lejos...
a esos tuertos que inmunes al dolor del ser humano
trafican inhumanos, con las vidas de un pueblo que se niega
aún a ciegas y en silencio a tomarse de las manos.


Y Aún sigo aquí esperando por los ecos
en las voces de todos mis hermanos,
especialmente por aquellas que provienen
de la raza y de la tierra que habita entre mis manos.

Publicar un comentario