martes, 19 de abril de 2011

     Estoy tan cansado de ser quien soy
cuando estoy sin estar en mi,
de ser quien no soy cuando debo ser
quien quiero y no poder decir lo que soy,
estoy tan errado al caminar la senda que no quiero
pero que debo por pasion a aquello que me tiene sin ser y sin estar donde no debo...


     Y estoy por que asi lo he decidido
y aunque la mente me dicte que no debo,
me sostengo a mi mismo
sin estar en esa senda en que me muevo,
me reclamo los pasos
que sin dar he andado,
la vida que sin vivir ya vivo
y no entiendo los porque
de este dia en el que aún yo sobrevivo,
ni comprendo las razones
del porque de mi, fácil me olvido....


     Estoy aqui sin descubrir pretextos
y sin desatar los lazos que me unen
a este silencio que me ahoga,
a esta infame situación que el cuello
lentamente aprieta, me apersoga....


     Estoy tan cansado de ser quien soy sin ser lo que hasta ahora el alma añora...


     Y soy lo que no vivo
talento, fuerza , fe y abrigo
espacio...
una sombra y un silencio
que ahogado y reprimido,
se detiene...
se deshace...
se contiene...
palabra oculta que se transforma al alba
en esa maldición enferma,
extraña locura que frágil e incauta
sobre la luna blanca la poesía recrea.


     Estoy tan cansado de ser ambiguedad
y  matinée sin rostro, oscura plataforma
casa vieja con fachada nueva y candiles enpolvados,
aquel lamento boliviano que aún hace de los ecos, la tonada insípida que fragua
la piel con la carne en los sentidos 
que ocultos buscan mis palabras.  


     Estoy... y estaré.
al final de los días quizá lo entenderé.
Publicar un comentario