martes, 16 de agosto de 2011

Promesa

Prometo desde hoy
vaciar mi mente de las dudas,
vertir mis miedos a la nada,
sentir la vida con cordura.


Prometo no invocar tantos milagros
ni desvestir los sueños,
con llantos ni oraciones
no habre de convocarlos.


Prometo no correr ni apresurar el paso
disfrutar mas del paisaje,
vivir mas pleno los segundos
detenerme ante un ocaso.

Prometo no dejar para otro dia
las cosas que yo se son tan sencillas,
jamás dejar atras viejos amigos
sabiendo que en mi corazón son alegría.

Prometo no decir otra mentira
ni hablar de lo que yo mismo no entiendo,
palabras que se van hacen camino
palabras mal vertidas solo traen ira.

Prometo no callar si todos callan
viendo la injusticia tan canalla,
mas si lastimera y profana se transtorna
en todos carcajada,
he de callar si de la risa hacen metralla.

Prometo ser yo mismo
sin ser jamás lo que no he sido, 
dejando aun lado el egoísmo
y todo sentimiento que tenga parecido.


Prometo tomarte siempre de la mano
y cobijarte el alma,
para jamás perder ese calor humano
que al corazón lo llena de magia y total calma.


Prometo entregarme en cuerpo y alma
a quien me ame sin miedos ni motivos,
dejando aun lado sentimientos adictivos
que del amor son solo ilusión.


Prometo jamás dejar la lucha
perder el ímpetu de la razón,
vivir al día con el ve, calla y escucha
y jamás dejar de oir al corazón.


Y si la vida por algún motivo 
me depara una traición a esta promesa
dejare hoy todo claro y puesto en la mesa
un perdón, una disculpa no serán mi apelativo,
pagaré con mi trabajo y mi palabra
el agravio a mis acciones sin sentido.


Y si aun la vida no me alcanza
y la muerte me lleva hacia al olvido,
solo pido una oración para que el alma
encuentre su perdón y pueda así,
viajar sobre la luz de la paz que da la calma.

Publicar un comentario