miércoles, 7 de noviembre de 2012

Memento.

-La lluvia afuera inunda con dureza
los poros dormidos del asfalto,
las salitrosas grietas olvidadas
de los pasos añejos sin regreso-.




Monólogos frente al espejo I

    Esta noche sin duda nada tiene que ver con la poesía, o la estética forma de darle a un párrafo algo de sentido, hoy es mas bien noche de catarsis y de muros colapsados y un caos interminable que de pronto llega a un fin, el de esta noche...    Sin  duda  nada me hubiera caído de golpe en la tatema, ni un suspiro olvidado, ni un saludo mal acomodado, nada... definitivamente nada, pero bueno hay días así sencillos y simples donde lo mas común y sensato de pronto te golpea el rostro con una tremenda dosis de realidad tan inequívoca que no puedes mas que cerrar los ojos y asimilar el golpe.

     Pero bueno se que no les gustara adivinar a que viene todo esto, seguramente a mi tampoco, así que vayamos directamente al grano, al dedo inquisidor que se apodera de mi fragmentada noche, y bien digamos que todo esto ronda en torno a algo tan añejo como la historia misma del hombre, si, si , si lo sé  que mas puedo decir... mujeres,  bueno no en plural, por que es una nada mas, siempre ha sido una...

     Hace algunos días,  debo decir con agrado que al fin había decidido mi vida, por fin estaba seguro de lo que quería para convencerme de que realmente tenía una razón de estar aquí, había encontrado lo que tanto buscaba y anhelaba, al fin podría pensar en algo tan sublime como lo es una familia.  Absorto en todos esos pensamientos rosas y demás cuestiones como las ya tan famosas mariposas  en la panza, y mirad que tengo una lo suficientemente grande ja ja, me olvide de una antigua pero muy decidida amiga que acechaba sin remedio este camino cursi que debía andar, si... karma estaba de vuelta y me traía consigo todas las antiguas  remembranzas de los días desperdiciados,,,  de todos aquellos sentimientos desmembrados que yacían en algún remoto paraje de mi pasado, y sin mas se me planto de frente en la voz de ella, y me dio la bofetada mas brava y silenciosa de todas, con un guante tan blanco y tan silencioso que el dolor traspaso mas allá de la cutícula esporádica del alma.  Estaba todo tan claro y tan simple, tan conciso y tan obvio,  no era ella sin duda alguna la de los sueños que van al altar, y desde adentro me digo cien veces lo mismo, todo esta bien, tanto camino recorrido fue exclusivo para eso, para levantarme y comenzar...

      Y si alguien llega hasta aquí es bienvenido, este escrito simplemente era para liberar fantasmas y miedos, esa sensación absurda que deja ese amargo sabor de boca después de una noticia que sabias vendría pero que esperabas por alguna extraña razón por milagro de cualquier tipo no se oyera.  Y bien debo decir que no fue del todo decepcionante, eso si que es definitivo, pero básicamente mandaron a la congeladora cualquier sueño infantil que formara castillos de aire sobre mi inmunológico sistema,  pero para no andar con rodeos debo decir que definitivamente la margarita dijo no.  Pero lo que mas golpeo  la superficie de mi ecosistema fue el hecho de que básicamente me mandaba a conocer otros horizontes, sin ni siquiera darme la famosa facultad de la duda, del que podría ser sin haber sido, diantres en serio que me golpeo bajo todo eso jajaja, pero la vida es así eso es definitivo, no siempre obtienes lo que quieres  ni siempre aquello que deseas es lo que obtienes, a lo que me conduce realmente es, agua que no has de beber déjala correr ja, hermosa solución  pero no cabe duda ... sus ojos y su sonrisa simplemente me maravillaron, era lo que buscaba precisamente para eternizar la especie, ja simplemente no sucederá así que a seguir caminando que la vida no se detiene y yo tampoco...

sábado, 30 de junio de 2012

A ti... 22 años después de haberte ido...

   Y bien, debo decir antes de hablar
que yo era un niño en ese tiempo,
que fue sin duda mi amor platónico,
sí...  el mas platónico,
y sin duda el mas amado,
y se fue como se fue el verano
cuando en aquel invierno su cuerpo
frió y ya tan inerte, sobre las hojas
ocres de azul tristeza desvaneció...

   Era tan niña, tan niña y pura
que hasta mi alma se enmudeció,
y la ame tanto que con el llanto
todita el alma se me seco...

   Era una historia de azul y rosa
una fragancia tan silenciosa,
que aun siendo niño mi alma voló
hacia sus ojos, sus labios rojos
y su mirada me enamoró.

   Siempre tan cerca y siempre tan lejos
mi amada niña jamás volvió,
de aquel su lecho de fríos espejos
donde una tarde ella murió...

   Y hoy que ya  iluso y mucho mas viejo
su tierna imagen, mi amor secreto
vuelca en mi mente  con tal fervor,
hoy la recuerdo y es tan complejo
sufrir la pena, dolor tan quieto
que aún por amarla, muero de amor...

   Mi niña eterna, borda en mi mente 
muy suavemente una canción,
que me suture, que me remiende
la gran herida en mi corazón...

   A ti mi niña eterna, mi amor perpetuo e intocable... tu nombre hoy vuela como ayer con tanta fuerza, levantare mi canto nuevamente, quizá la luna cómplice pueda llevarlo a ti, allá en los cielos donde aun moras , donde aun miras mi amor surgir, y aún te recuerdo mi musa alada, mi morenita, mi niña alegre, mi eterna fuerza... sin duda alguna mi eterno don de fluir...

jueves, 31 de mayo de 2012

Tres monólogos y dos verdades disueltas en la noche...

    Definitivamente la noche es una traicionera sigilosa que apuñala en el sueño el alma, e inserta en mis visiones oníricas esas imagenes calladas que aún cimbran los muros casi diluídos del pasado.  No  hay duda que entre los restos, de los pilares mas fuertes que todavía sostienen el pasado atado a mi cintura, están aquellos que grabados, roca adentro tienen los instantes compartidos de tu vida en mi vida, y  felizmente compruebo que aún con el paso del tiempo y su guadaña sigilosa, tu nombre sigue siendo una chispa, luz o singular sonrisa, mueca alegre entre la nada de un instante...  Sigues siendo tu esa razón insuperable de saberme vivo y de saber realmente cual es el sentido acerca de esta vida, y no hay duda en ello, poder amarte es en mi el único motivo.

   La vida es un campo de sueños compartidos, una paleta de colores que todo lo corrompe con su magia, y es cierto que muchas veces solo transitamos como sombras inequivocas y ausentes, los caminos que no fueron escogidos por los hilos del destino, pero también es cierto que la luna que hoy alumbra a lo lejos el camino, es la misma que tu admiras al alimentar aquellos dulces sueños en regazo; mientras tanto al cerrar los ojos en cualquier parte, en cualquier instante lo único real que me surge  detrás de las pupilas  es tu nombre, sí, tu nombre que ha sido el mar infinito de todos mis sueños, la ruta predilecta piel adentro de todos mis sentidos, la parábola tantas veces imperfecta que me pierde el alma de la ruta ya descrita que forma mi camino, sin duda y sin temor alguno eres siempre esa incógnita perpetua  que dibuja entre mis manos las pragmáticas propuestas de mil frases que se hilvanan recreando las opciones de un hubiera que sin existir ya renace con fuerza en cada verso o propuesta en que te nombro.

     -Y heme aquí de nuevo divagando en lo profundo del silencio de la espera, cavilando lunas llenas de romanza y Aranjuez  en plenilunio de amor entre tu y yo...- .

     Y ya vez pues que la insistencia es inaudita y por si fuera poco algo mas allá de ser compleja es insípida, absoluta y descortez la muy perpleja, que aún así a ciegas y sin tacto ya me deja, jugar con la palabra y con el esquivo don de rimar el verbo junto a esas mil facetas, de lo que podría hoy decir tan firme y simplemente como amar...

       Sí...  amar hoy, amar mañana, amarte siempre...

domingo, 20 de mayo de 2012

Crónica de un despertar cualquiera.


El amanecer se lleva consigo todas las imagenes que aun desbordadas siguen tendidas entre las sabanas, -las horas prohibidas dejaron su aroma destilándose entre mi carne-, el súbdito silencio se hace acompañar de el extraño resplandor de una mañana que parece no llegar a tiempo, la recamara irreconciliable y extraña deja ya de ser mi propia extensión corpórea.


Las dudas embargan  todos esos extraños rincones que la aurora con su aliento a maleficio galáctico decide no tocar, -esos pequeños huecos oscuros, remansos dactilares de la noche  que rebelde decide mantener en pie de lucha-; mientras, afuera los acontecimientos importantes se suceden en cascada, los arboles sacuden de sus ramas los últimos fragmentos de Iliadas estelares vertidas por la noche moribunda, que parece no darse por vencida, los cánticos de aves sacuden el estupor de los transeúntes que cabizbajos pretenden ocultar sus rostros somnolientos a la vida, las calles  y las amplias avenidas de mi ciudad se congestionan lentamente con esa extraña mezcla de sonidos, envenenados aromas e historias que convergen por minutos en paradas de autobuses; mas sin embargo el ciego espacio del pasillo aun rememora a contra luz el fantasma de tu imagen.


Una tonada en la radio me dibuja momentánea una sonrisa, mientras el aroma de café ya se desliza cuerpo adentro, la respiración se agita a cada segundo que me acerca a ese extraño precipicio en que comienza el nuevo día, mis pupilas dilatadas observan detenidas ese punto en medio de la nada que pertenece al muro insalubre de la acera detrás de mi ventana, el tick tack casi inaudible me regresa a esa realidad extraña donde el tiempo hace malabares con los hilos del destino de mi vida, mi mente regresa de algún lugar que casi nunca recuerdo, dejándome extrañas sensaciones, mórbidos recuadros que se incrustan detrás del subconsciente,  oníricas visiones de páramos perdidos, líneas diluidas, Déjà vu constante que entrelaza mil historias ajenas que terminan ciegas y mudas detrás de la ultimada humarada del cigarro que ya expira.


Cierro los ojos por un instante, como si fuera mi sangre tu aroma se agolpa súbitamente en mi cabeza, se hace tarde y lo sé, mas esa extraña sensación de vació deambula aún con mis zapatos puestos; la cama revuelta me recuerda que las pasadas horas no fueron nada fáciles, aún conservo piel adentro las llagas de fantasmas que jugaron con mi almohada, los excesos tatuados de esos rituales imaginarios que ocupan el antiguo lecho de los sueños, la quemadura incesante de aquel vicio recurrente de llamar y clamar tu nombre, de fingir tu piel bajo esta mano ruda y solitaria, de imaginar tu tiempo y tu cuerpo, tu tacto y tus labios, tu tierra fértil por mi no habitada, tu inocencia...


El tiempo es un verdugo cruel que no respeta la lógica de mi tiempo perdido, un insensible ejecutor de mis palabras, motivos, decisiones, y que se yo, algunas cosas mas, es la hora, salto al vacío  de lo cotidiano llamado vida, un claxon me ilumina definitivamente mi consiente, determinando ya el comienzo de una nueva historia,  de este nuevo capitulo en mi vida que sin duda ya me indica, -debo ya de estar despierto-.


Sonrío ...

sábado, 21 de enero de 2012

Debajo del Árbol de los sueños...


Una banca, dos almas, un solo sentimiento...


El viento nos roza las caricias
en este atardecer que se detiene,
la magia del silencio nos absorbe
y un suspiro nos acerca el alma...


Sentados en la banca solitaria
de la colina eterna de los sueños,
hablamos del mañana
de todo aquello que no haremos,
cuando los sueños se deslicen 
tiernamente entre una sabana,
hablamos de distancias fragmentadas,
de los tiempos forajidos, que desdicen,
las palabras con amor ilusionadas...


Hablamos del intangible tacto
de los cuerpos humedos,
ese que de versos hacemos
y en nocturnos deshacemos,
las huellas surrealistas de un contacto,
ausente entre la llemas de los dedos...


Hablamos del silencio en nuestros tiempos,
de lo cotidiano e infertil del día a día,
de la imagen de dos almas caminando por los campos,
de la espera por llegar a la colina,
de extrañarte en mi alegria
y en la belleza de cada rosa cristalina...


Hablamos de la noche tejida entre deseos,
de los vuelcos, del sudor, de tus aromas,
de la caricia imperfecta, solitaria...


De la luna que circunda tu figura,
eterna, translúcida, total e imaginaria...


Del latido crisálido, que volará en poemas,
de lejania y ausencia, de tu falta
y nuestra desventura...


Y asi lenta la tarde se termina,
se nos escapa un momento mas
sentados, debajo del arbol de los sueños.


Publicado en Mundo Poesia en 11/06/2006 00:31

viernes, 20 de enero de 2012

La Estación...


El tiempo ha culminado su jornada
en el camino de mi estancia.


La luna su vitrina ya ha cerrado
de sueños inocentes en oferta.


El viento anuncia a la distancia
que es la hora,
el tren llamado olvido
a esta estaciòn ha hecho ya su arrivo.


Tomo un momento de ese segundo
que a mi costado permanece detenido,
las cicatrices sangran
y a mis ojos el otoño vuelve
con su sabor a mar y vino.


Es hora de abordar
el tren de mi destino,
tiempo ya de volver a transitar,
el sendero solitario
de crear palabras,
que se iràn tambièn
entre el viento,
como lo hace la espiral
del humo del cigarro que aùn respiro


Publicado en Mundo Poesia en 24/01/2008 07:34

Historia de un poema de amor...


Nació una noche, 
de derroche de caricias,
entre sábanas de algodón
bordadas con los sueños
compartidos de la luna,
el verso de la unión
fue inevitable, rima compleja
indecifrable, inexorable,
delineada con sudores
vertidos en un solo tallo,
que frenético abatía
en cada arremetida,
esa fria soledad tan compartida,
mejor lugar el verso no halló,
para surgir que esa utopía,
de un segundo de amor pleno
que en delicia de hacer amor,
su forma concebía,
y nació puro, como el alba
que a los cuerpos con su luz
de fuego desvestía,
y fue tanta la pasión que se vertía,
que el verso creció tanto y tanto
entre sábanas manchadas,
y dejo de serlo al medio día,
cuando despiertos conocimos,
entre los cuerpos desnudos,
el poema que en la noche
con su silencio el alma nos cubría...


Publicado en mundo poesia en
15/05/2007 07:37

Hoy quiero huir de ti...



Hoy quiero huir de ti,
de estos pensamientos
que fluyen en el tiempo,
huir de la distancia que no acorta
los latidos, que en ti ya no son
quizá tan bienvenidos.


Hoy quiero huir de ti,
de la nocturna de insomnios,
del verso que te elige,
que te seduce entre sueños,
de esta monotonía de estar
a tu lado sin estar.


Hoy quiero huir de ti, 
de la locura de amarte 
hasta el cansancio,
de la amargura de no amarme,
de la soledad hiriente
y de ti, hoy quiero fugarme.


Hoy quiero huir de ti,
del futuro incierto,
quiero vivir sin tu recuerdo,
morir sin tu esencia 
arriagada a mi cordura,
desvanecer la tinta
que dibuja en cada noche tu figura...


Hoy quiero huir de ti,
huir de mi,
de la tristeza de no sentir tus besos,
de no sentir tu alma
reflejandose en mi cuerpo,
huir del sueño eterno,
de la mañana, de la luz
que tus ojos dieron 
a la oscuridad de mi alma...


Hoy quiero huir del mundo,
de la colina en que me encierro,
de esta fantasía que agoniza,
que te destierra, 
que me entierra,
me posee...
me martiriza...


Hoy quiero huir de tu poesia,
de tus letras en mi mano,
de tus dias sin sol,
de tus manañas solas,
quizás morir, quizás vivir,
o solo huir...
o solo olvidar por un segundo,
eterno...
que te amo...
hoy quiero huir de ti,
huir de mi,
de tu silencio...
de este amor que hiere,
mucho mas, cada segundo
en que te extraño.


Hoy quiero huir de ti...
de mi, del nosotros,
que jamás sucedera...


Publicado el 01/03/2007 23:26 Mundo Poesía.