jueves, 28 de febrero de 2013

Tonos de gris... drenando el alma.

"Susurro un conjuro al confín del universo,
       extirpo el sentir de la razón en este verso,
             desvanezco del sueño, mi corazón perverso."

Tonos de gris... drenando el alma.

" Y bien, las aves se marcharon, el parque esta desierto, 
             el viento solloza soledad y desventura, que mundo incierto,
                         todo cambia y nada luce igual, la vida calla, eso es cierto."

martes, 26 de febrero de 2013

Confesiones...

     Esta historia no escrita comienza siempre con verdades a medias y ocultas, sentimientos que dejan una duda y una falta de fe en el mañana, a veces no podemos esculpir el día como lo deseamos, dejamos huellas inequívocas de que lo planeado sale siempre fuera de contexto y las cosas se escriben mas bien a su manera,  y todo recae en ese viejo adagio del tiempo, todo toma su perfecto lugar en el tiempo y espacio necesarios, nunca antes nunca después...

     El caso es que de todo lo vivido puedo hacer sin duda recorridos que van desde mi puerta a la cocina y vuelta, o aquellos desde una terminal de cualquier parte hacia la nada para encontrar un significado oculto en el camino, todo siempre ha sido una aventura, con sus bajas y altas, con sus aciertos y sus propias desesperanzas, pero lindo es poder seguir y aún sonreír sin duda, lindo es no bajar el paso y seguir adelante a pesar de mucho y todo, esa es la esencia, seguir adelante...

     Odio los prólogos, que anuncian de alguna forma la tragedia o la victoria de algo que esta por acontecer, prefiero llegar a ciegas y descubrir en la oscuridad la única luz que pueda darme una esperanza, aun cuando esa luz sea la mía, y alrededor no encuentre nada mas que pueda maravillarme, prefiero las sorpresas y la incertidumbre, la fantasía que me haga soñar e imaginarme cualquier cosa que pueda llegar a ser real, pero es cierto que la vida se pierde nada mas en fantasear.

     Y es quizá por esa fantasía que sigo aquí tan enterrado, mientras los pájaros negros se fugan en parvada lejos de mi cabeza, es quizá por esa lejanía de sueños de almohada, de sombras y silencios que se mezclan para dejar al descubierto el alma que se siente de a momentos completa y estúpidamente enamorada, es quizá simplemente parte del juego de la vida, pero soñar, soñarte es sin duda del alma su mas perfecto pasatiempo.

     Y puedo conjugar todos los tiempos de la palabra amar en tu nombre, todos sin dejar espacio a duda alguna que pueda interferir con este soliloquio que habita los espacios de tu nombre jugueteando en mis silencios, haciendo malabares y acrobacias con la imagen que habita de tu rostro entre mi mente, desafiando todas las mortales reglas de mortales que no aprueban, que en el arte de amar y del amor nada esta escrito y nada vale, aun cuando todo sea tan obvio y sea tan claro.

     Que mas da romper los dogmas y las falsas concepciones del sentir que se confunde muchas veces, yo sé lo único que se acerca de eso, y eso es amar así, a secas, amar sin pedirle nada a cambio a nadie, y aunque digan que el amor debe ser correspondido digo al diablo, que yo amo y no me importa si mi amor no tiene cometido, lo dejo todo así total y sin sentido, que mas da, que mas da no recibir ni siquiera el acuse de recibo.

     Y no hay nada que explicar ni nada que entender, se ama y punto, se siente y punto, no necesitas dar mil vueltas a algo que es tan obvio, amar así es tan simple y tan frontal que espanta, que da miedo que derriba la seguridad que la vida brinda en el proceso de la vida, y no importa si se toman o no todos los riesgos, lo que importa es eso, amar, así de pleno, amar sin freno, sin espacios, sin motivos, así total amar sin limites, una vida o un segundo, pero amar así de pleno. 

     Y no estoy aquí para decirte cuanto te amo, no, jamás, he comprendido muchas cosas en estos tiempos, no puedes decir a alguien que lo amas sin romper todos los esquemas que conlleva esa gran responsabilidad,  nunca ha sido fácil decirlo pero también oírlo lleva un gran riesgo, todo es una espiral donde confluyen solo dos opciones, si o no, nada pasa y nada evoluciona si estas dos palabras jamas están presentes, nada, ni siquiera la vida, y como el tiempo todo se pierde.

     Confieso hoy que muchas cosas fluyen en mi organismo, como si fueran parte de mi sangre y mis ideas, tantas que a veces dudo de todo lo que fluye, y confieso también que tantas otras decido dejar a mi costado todo esto y seguir adelante en mi camino, por que por mas que le doy vueltas ninguna de esas historias me lleva hasta un buen puerto, todo gira y todo pareciera no tener sentido alguno, y luego, de pronto, tu mirada o tu sonrisa aparecen y se conjugan misteriosamente con el fondo musical que aparece en mi consola, y todo vuelve a retomar sentido, todo...  

     Entonces comprendo  el por que de este circulo que se hace vicio, amar-dejar-amar, y de pronto volver a empezar... 

     Y no pido razones, jamás lo haría contigo; por qués existen tantos como esas historias de nosotros jamás contadas, como esos versos de amor idealizados que jamas te dicho que son tuyos, como esas horas de silencio inanimado donde habito y me refugio para olvidarme que tu existes, afuera de la coraza que las horas solitarias han puesto sobre el alma.

     Y debo confesarte también que no agonizo, ni me mata de amor este silencio, no al contrario, me da vida la ilusión que es tu conjuro, es esa magia de saberte tan real y tan perfecta fuera de mi universo, lo que el alma  viva ya mantiene, afectas todo a tu paso, mis ideas, mis modismos, mi propia forma de caminar esta vida, y apenas te conozco, apenas te conozco...

     Entonces bajo la guardia, mis defensas se vuelven tan inútiles y el pecho salta, y la mente vuela y tengo alas, y tengo fuerzas para tomar el universo entre mis manos, pero tu... tu, allá tu tan lejana.

     Y todo se confabula nuevamente  y comienzo desde abajo, a descifrar la historia que no se me revela, y comienzo otra vez y otra vez y vuelvo al mismo sitio, este, donde habito... y tú allá tu tan lejana...

     Y vuelo... y sueño. 

     Y lo confieso, Te amo... así y tan desnuda de pretextos, tanto, amor ... tanto desde este silencio. 

     Si tu me dices ven, lo dejo todo, todo lo dejo... si tú, pero no, no hay historia entre nosotros que jamás, óyelo bien, jamás llegase a eso.


sábado, 23 de febrero de 2013

Soy lo que soy y lo que ofrezco...

    Si tu me miras suavemente
a veces no soy lo que aparento,
un camaleón sin cuerpo que emula
silencioso al viento.

Soy una muda de domingo
que no cumple cometido,
un paraje en algún sitio
en cualquier cita fugaz con el olvido.

   Soy la carne de un beso inanimado
de abrazo ajeno y posfechado,
la distancia que habita aquel suspiro
que mora en las raíces de un verso mal logrado.

     Soy el húmedo secreto debajo de tus manos
la sombra en el concreto disecada,
muchas tantas veces angel caído
gorrión sin alas, ave al aire sin un nido.

     Soy a veces también en lo silente de la noche
sueño eterno de un inmerecido corazón distante,
susurro en marejada de un pasado que rememora
una pasión sin nombre, surcos tatuados mas allá de una mirada.

     Soy lo que soy y lo que ofrezco,
a veces luz o a veces noche,
canto o risa que celebra vida al medio día,
imperfecto desde el pie hasta la coraza
inherente a falsos juramentos o ajenos sentimientos,
un hombre que sin serlo aún sabe ser
inocentemente un niño, un niño que sin serlo
aun trata con fervor el transformarse en hombre.

     Soy lo que soy y lo que ofrezco
nada mas ni nada menos,
un corazón sin miedo que se ha abierto
alma desnuda que sin pena muda queda al descubierto.

 



Después de la resaca...


Esta amaneciendo sobre la ciudad
y todo parece diferente después de la lluvia

las calles lucen sus mejores galas 
en esta mañana que de colores
inunda cada rinconcito que el sol
aun no calienta.


La fuente del parque brilla limpiecita
como aquel primer día en que su cantera
por vez primera sintiera con el agua dulce
el sabor de la vida.

El barullo de la plaza de al lado
se despierta entre olores y colores
de mi tierra ya tan conocidos,
el tasajo sobre los anafres, cebollinos...
chiles de agua asados... guaca-mole;
los aromas de las rosas y las flores
se confunden con el paso apresurado
de transeúntes  que atrasados
deciden olvidar el calor de esta mañana.

Los niños boleros comienzan a inundar 
las banquitas del parque, mientras al otro lado
frente al atrio grande feligreses entran ya
a la iglesia, y comienza así el repique de campanas
el símbolo inequívoco que marca ya el comienzo
de otra gran jornada.

El agua se evapora lentamente, 
sobre la cantera aun quedan pequeñas
charcas que intentan desafiar al sol,
pequeños remansos que de a poco nos recuerdan
esa cruenta batalla de los ciclos de la vida
que día con día comienzan a surgir.

En la acera de enfrente una pareja
hace malabares de una despedida, 
un anciano con vehemencia y sin reparos
atraviesa a paso firme ya el asfalto,
que empieza a desprender ese halo mágico
que deforma el aire acalorado.

Las palomas vuelan haciendo surcos y espirales
contra el viento; un pintor entre la sombra 
ya dibuja los primeros sueños, los trazos
inequívocos de un suspiro que quedará
colgado en la pared de una lejana tierra.

Me levanto y acerco mi pesadez extrema
hacia un costado, el agua del estanque me recuerda
la cruenta noche a la que he sobrevivido; 
humos, mezcales y cervezas,  tal vez... 
sí, tal vez algo de vino, y aquella compañía.

Refresco mi cabeza, mientras al fondo el gendarme analiza
sigiloso uno a uno todos mis movimientos,
pareciera que adivina todo acerca del silencio
que me envuelve la sonrisa que dibuja mi resaca,
y ella... ella solo ha dejado entre mis brazos
ese aroma de estupor tardío, de memoria y sal...

Que noche...
no hubo besos ni siquiera despedidas,
solo una pasión oscura y desvestida,
un arrebato de caricias bajo una luna
llena de temblores y sentidos...
uniones furtivas, lugares prohibidos,
noches sin testigos, que mas da si se me va la vida,
que mas da...
si lo valió una noche.