miércoles, 27 de noviembre de 2013

Si yo dijera...


Entre tu vida y la mía hay un abismo que separa
cualquier roce en nuestras manos,
cualquier contacto inevitable debajo de la piel
que muere ahogado en este silencio que a gritos calla....

Si yo dijera amor mío, esto que traigo en el alma 
sería tal vez tardío, pero me traería la calma...

Tu voz es la adicción perfecta para mis bohemias
lunas que se pierden lejos de una almohada,
el pretexto seguro para encallar cualquier noche
profundo y entregado, entre tus brazos pequeña.

Tus noches son mis noches
Tan lejanas, 
tus sueños sin duda 
Son esa extensión 
Perfecta de mis horas
Tan prohibidas.

Que decir de tus labios, pequeños y sinceros
jugosos y sensuales, esa mixtura perfecta en los míos,
Que hacen de una noche 
Sincronia. 

Tus pechos en mis manos
Forman de la vida una ironía, 
Una sintaxis del verbo
Que se hace enorme
Al final de la utopía...

Y es este placer de tenerte
Una ironía...
Que muere con la noche
Al terminar el día.