jueves, 24 de abril de 2014

Dandelión...




Pensar en vos es como un acto reflejo,
como algo que no tiene un patrón descrito,
pero que se hace cotidiano y exacto.

Es como una algarabía que se te prende del silencio,
que hace que todas tus sombras se deslicen
y tus mudas palabras atrapadas se hagan verso.

No se nada que haya de cierto, entre esos tu y yo
que aún no des-tejemos; la vida es incierta,
compleja en su simplicidad tan complicada...

Mas vos sabes hacer del delirio una carcajada,
de la monotonía de las horas un día perfecto,
y de la espera, una sonrisa en mi rostro atrapada.

No tenerte a vos o tenerte muchas veces me da igual,
me sienta bien tu ausencia, pero sin duda mejor aún
es tu presencia; contar con vos es simplemente necesario,
básico como la sed, como el frío, el calor o una mentada
en medio de la gente, que te recuerda por que eres importante vos aqui en la vida...

Y no es que no tenga mas cosas o personas en la mente,
mi mente son dos universos paralelos,
todo lo trascendental existe en el primero, las personas
los amigos, la familia, los momentos y esta mi poesía
sin duda tienen todas alojamiento en este mismo,
en el otro, vos simplemente estás vos...

Suena a locura decir ciertas cosas, pensar ciertas cosas
pero cuando todo se trata de vos, cualquier locura 
es sin duda permitida; si te dijera que en tí fusiono
todas las canciones, los poemas e imágenes que miro, escucho o en los que simplemente fluyo...
Eres algo así como todas las banderas, los oficios
las trincheras, una rosa que despierta sin tardanza
de mis otoños las mas bellas y absurdas primaveras,
un milagro, para los que fieles son creyentes
sin duda tu serías...

Suena ilogico esto, lo sé...
pero prefiero una ilógica vida contigo, 
de pequeños instantes y largas horas al olvido,
que una vida constante y sin ti...
vos sos sin duda inequívoca, en mi,
ese don de fluir.


Publicar un comentario