jueves, 29 de mayo de 2014

Decreto...



   

Hoy decreto al universo una única verdad,
que te espero orgulloso y de brazos abiertos
desde lo mas profundo de esta soledad.

Que el amor que ofrezco es de los desiertos
la lluvia espontánea que mojandolo todo se hace libertad,
y que mi sentir no es mas, que el resumen de estos pies despiertos
en mi andar.

Hoy decreto que toda mi vida fue solo creada para terminar
enredado en tus muslos, condenado a tus labios, a tu dulce y silente
peregrinar.

Decreto también que nada ha sido fácil, que toda la tristeza
que acumulo y que aún destilo, son parte inevitable de este que es mi mundo,
de las palabras y todas las historias que se anidan en mi mente.

Porque sin ellas (las tristezas) no sería el yo de este presente, el que ahora reza
a plenitud estas plegarias que de amor y de dulzura se hacen presente,
no sería yo sin duda sin en mi tiempo lo mas importante no estuviera,
y eso es tu mundo.

Así que hoy afirmo esta espera al universo, a las estrellas y al destino
que inefable debe de ponerte en mi camino, a las coincidencias ajenas y extrañas, 
a la suerte que entre nuestros lazos debe de fluir.

Aquí yo te espero bajo de esta luna, junto a los suspiros que ya te cobijan
el alma y la vida, el vientre de cuna donde aflora el sueño
que compartiremos una vida eterna, corazón a corazón...

miércoles, 14 de mayo de 2014

Pensares y cosas que la noche deja sobre las manos...





Te he soñado tanto últimamente, has estado conmigo tantas noches que prácticamente puedo decir que ya vives conmigo a diario, me se de memoria tus gestos, tus risas, tus silencios con los que besas a momentos mis pequeños labios, te he soñado tanto que ya la cama se sonroja al acostarme, mis sabanas te saben propia y perfecta entre cada unos de esos pliegues donde tu onírica figura desplaza las caricias una a una por cada suspiro que herido se derrama entre la oscuridad que huele a ti, a tu nombre...


Y llegas de noche a quedarte plena entre mi piel las 24 horas del día, lo dicho a pesar de estar alla tu estas sin duda mas aquí conmigo...


Y el sol sigue tornando estas escamas de luna en versos que se deslizan desde mis manos hasta ese lugar de paraísos dormidos que es tu piel, y mi piel se deshace y se transforma en tus ojos, tus labios y tus risas, en todas esas cosas que me atrapan en los sueños que habitan la noche, y me reviven del letargo que es vivir sin ti y atado a tus historias, que son de mis umbrales los cuatro pilares donde mi silueta, yace encadenada a ti...

te debo mil canciones, mil poemas, mil suspiros, mil te quieros debajo de tu almohada, y esos te amo al despertar con tu piel sobre mi piel marcada...

Y hoy amaneci mas enamorado que de costumbre, tantas voces, tantos besos, tantas caricias que acabaron en solo miradas inconstantes de nocturna, canciones que deshicieron fibras internas y las transformaron en memorias visibles y casi táctiles, esos nombres secretos, esas historias guardadas, un suspiro que aún no acaba, y sin duda tu, la de los silencios de antaño surges sin quererlo, entre tanta algarabía, entre tanta calidez que me recuerda que tal vez un día, puedas también estar aqui...

miércoles, 7 de mayo de 2014

      Hoy la noche ha viajado conmigo de mas, el amanecer nos tomó de la mano en algún extraño lugar fuera del tiempo,  podría ser que esta profesión  de loco, trovador de estrellas me ha llevado ya tan lejos de todos mis infiernos, quizá es que el perseguir auroras ya me ha trastornado, y no tengo mas que el polvo y las estrellas que me llenan de amor los agujeros que llevo en los bolsillos.

     La ciudad aún duerme, los vacíos se tornan en pequeñas sombras que descifran las historias escondidas de mil rostros inasibles,  y yo en esta soledad sin rostro aún hábito del silencio mil derrotas, mil latidos que se esparcen entre vinos y cigarros consumidos, y no es que lentamente de ti muera, no es que  el sol cicatrice los dolores, ni las dudas que ahora se generan,  solo pasa que la noche cuando es tu compañera, se hace inevitable y se transforma entre tu imagen en suave quimera.

     El viento se hace un poema entre las manos, susurra cosas ilegibles y serenas, me habla, me incita a buscarte entre las luces que danzan melodías inexistentes sobre las calles vacías, provoca en mi esas absurdas visiones 

jueves, 1 de mayo de 2014

Sueños ...

    


  Me encanta la noche para escribir, la soledad que se cierne junto a todo ese silencio que solo se corrompe por algún aullido que perdido encuentra hogar en mis oídos, me encanta la noche para acudir a esas citas a ciegas con mis manos y una pluma que guerrera no deja permitirme el olvidar; las cosas suceden como historias adheridas sobre todos los faroles incandescentes que rodean las pocas calles adyacentes a mi zona de vicios y comfort, y pareciera que se  etiquetan solas, por aroma, ternura o por color; me basta solo echar una mirada a esa calle ausente y cerrar los ojos y escoger, cualquier momento o cualquier manía, cualquier sonrisa o esa tu muy rara alegría, para comenzar...

   Me encanta la noche, no lo dudes ni un segundo, me encanta la oscura sensación de ser tan libre como las estrellas, de ser tan claro como un rayo de luna y ser sin ser, un ser oscuro que solo entiende de la noche tu candor. Me encanta la noche porque solo ahi entiendo lo que ahora fluye, lo que se agolpa de repente y lo que dudo tan fácilmente, por que solo la noche disipa las dudas y me siento otro hombre, me convierto en todo, y me transporto en todo y hacia todo, soy humo, nagual y viento, soy palabra de vacíos y  suspiro, un latido inacabable y si quiero tantas veces, ese vicio interminable de habitarte entre mis sueños...

   Me gusta la noche, porque ahí me habitas, me inundas y me fecundas las horas de palabras y de sueños, de versos inconstantes y caricias plenas vestidas de insomnio, y prefiero escribirte ahí, en sus dominios, donde nadie escucha y nadie juzga lo que llevo tierra adentro de mis cielos, y es que, a decir verdad sin duda tu eres entre los sueños, mi única noche....