miércoles, 14 de mayo de 2014

Pensares y cosas que la noche deja sobre las manos...





Te he soñado tanto últimamente, has estado conmigo tantas noches que prácticamente puedo decir que ya vives conmigo a diario, me se de memoria tus gestos, tus risas, tus silencios con los que besas a momentos mis pequeños labios, te he soñado tanto que ya la cama se sonroja al acostarme, mis sabanas te saben propia y perfecta entre cada unos de esos pliegues donde tu onírica figura desplaza las caricias una a una por cada suspiro que herido se derrama entre la oscuridad que huele a ti, a tu nombre...


Y llegas de noche a quedarte plena entre mi piel las 24 horas del día, lo dicho a pesar de estar alla tu estas sin duda mas aquí conmigo...


Y el sol sigue tornando estas escamas de luna en versos que se deslizan desde mis manos hasta ese lugar de paraísos dormidos que es tu piel, y mi piel se deshace y se transforma en tus ojos, tus labios y tus risas, en todas esas cosas que me atrapan en los sueños que habitan la noche, y me reviven del letargo que es vivir sin ti y atado a tus historias, que son de mis umbrales los cuatro pilares donde mi silueta, yace encadenada a ti...

te debo mil canciones, mil poemas, mil suspiros, mil te quieros debajo de tu almohada, y esos te amo al despertar con tu piel sobre mi piel marcada...

Y hoy amaneci mas enamorado que de costumbre, tantas voces, tantos besos, tantas caricias que acabaron en solo miradas inconstantes de nocturna, canciones que deshicieron fibras internas y las transformaron en memorias visibles y casi táctiles, esos nombres secretos, esas historias guardadas, un suspiro que aún no acaba, y sin duda tu, la de los silencios de antaño surges sin quererlo, entre tanta algarabía, entre tanta calidez que me recuerda que tal vez un día, puedas también estar aqui...
Publicar un comentario