martes, 25 de noviembre de 2014

Mi México, me dueles...




Que tristeza habita sobre las calles de mi patria,
sobre los silencios que mutilados yacen
entre fosas misteriosas y grotescas imágenes
de puentes con carmín de olvido...

Que agonía la de mis viejos, de todos aquellos
que siendo de patria, mis hermanos, no podemos consolar,
que malegría de aquellos que siendo aún también hermanos
fusil, macana en mano, solo entiendan del verbo lastimar.

Cuanto despojo, cuanta ironía se respira en los rincones
donde el hambre y la pobreza hacen del rico 
avaricioso solo puercos trompudos y hocicones,
y del pobre y oprimido muerte, fosa, pala y pico,
un numero mas pal señor de los panteones...

Que tristeza señores las de estas manos,
que queriendo crear conciencia entre lo burdo y lo profano,
no atina a mas que empaparse de la sangre que aún derraman,
lo corrupto y lo mediocre, lo cruel tan inhumano
del que en vida mereciese unas mil muertes, este paria
que creyéndose dios, sin ton ni son guadaña en mano,
a mi México extermina...

Que tristeza mi dios la de estos ojos, 
la de este suelo y estas manos, la de estos pies
que caminando, claman justicia y tierra
pan y agua, perdón y sin duda
pa esos perros la condena.



Publicar un comentario